¿Qué pasa cuando pagas por seguidores? ¿Por qué?

Puedes hacer crecer tu Instagram siguiendo el camino honesto, elaborando una estrategia reflexiva, estableciendo objetivos inteligentes, compartiendo grandes contenidos y atrayendo a tu audiencia. O puedes tomar el camino rápido y fácil y unirse al lado oscuro de Instagram marketing.

¿Comprar seguidores de Instagram?

Creamos una cuenta ficticia para probar esa táctica y averiguar si vale la pena. Puedes leer el final de este post para ver los resultados de nuestro experimento o continuar leyendo para aprender sobre el “por qué” y “cómo” deberías comprar seguidores de Instagram.

Marcas, celebridades, personas influyentes e incluso políticos han sido conocidos en prensa por llenar sus estadísticas de redes sociales añadiendo seguidores falsos. Estamos hablando de gente como las Kardashian e incluso políticos como Trump.

¿Por qué lo hacen?

Se trata de la percepción. El número de seguidores es algo que mucha gente ve al dimensionar una cuenta a seguir y es una métrica común que las marcas usan para medir sus propios esfuerzos de Instagram. Incluso las marcas valoran cuánto pagar por las promociones en función de los seguidores que tiene un influencer.

Si estás pensando en comprar seguidores de Instagram, puede ser porque estés buscando conseguir miles de seguidores rápido, esperando que anime a la gente real a seguirte del mismo modo. La calidad sobre la cantidad es un buen sentimiento, pero la realidad es que muchas personas juzgan una cuenta de Instagram por sus números.

Además, comprar seguidores de Instagram es barato y fácil de hacer, como estás a punto de aprender.

Cómo funciona la compra de seguidores de Instagram

Primero, es importante notar la distinción que estamos haciendo aquí entre el acto explícito de comprar seguidores y la práctica de la automatización de Instagram, definida de manera más general.

La automatización de instagram puede referirse al acto de permitir que un bot le de a “Me gusta” y comente en su nombre. Esto solía hacer con herramientas como Massplanner, que ya han cerrado.

Comprar seguidores en Instagram, por otro lado, es exactamente eso. Vinculas tu cuenta a un servicio, realizas el pago y ves crecer tu audiencia.

Puede ser bastante barato, con muchos servicios cobrando alrededor de 3 euros por cada 100 seguidores. Pero obtienes lo que pagas. En la mayoría de los casos son bots y cuentas de zombies (cuentas inactivas).

También hay opciones más costosas que cobran más de 1.000 euros por 10.000 seguidores. Estos servicios mantienen cuentas activas que interactuarán con las tuyas propias. En este caso son cuentas reales pero es probable que dejen de seguirte rápidamente por esto mismo.

Algunas herramientas seguirán a los usuarios en tu nombre con la esperanza de que les devuelvan el favor. Se le preguntará qué tipo de cuentas desea seguir en función de aspectos como la ubicación, el uso de hashtag, cuentas similares y género. Después de un tiempo predeterminado, el bot no sigue a nadie que no te haya seguido, lo que se suele llamar hacer “unfollow” automático.

¿Qué pasó cuando decidimos comprar seguidores?

Optamos por una herramienta que prometió 1.000 seguidores de “calidad” por 9,95€.

Casi inmediatamente nuestra audiencia creció de cero a 12 seguidores, y cada vez que refrescamos la aplicación después de eso obtuvimos algunos más.

Dos horas después del experimento teníamos 430 nuevos fans. En este punto decidimos publicar una foto para ver lo comprometidos que estaban nuestros seguidores.

Los resultados coincidieron con nuestras expectativas, que eran cero. No obtuvimos likes o comentarios.

Al día siguiente, superamos a 1.000 seguidores al mediodía, pero nuestro público aún no tenía ningún tipo de compromiso. Incluso meses después, ni un solo seguidor nos ha dado una doble tecla. Esto es lo normal, la verdad. Nadie puede pensar que por ese dinero obtengas seguidores segmentados, así que es lo que debes esperar.